6929

{TENDENCIAS / TENDENCIAS}

'No me cuesta nada relacionar la ropa que diseño con el cine o la música'

Carolina Blasco presenta la primera colección de la marca 'Peekaboo'

Una fotografía publicitaria de Verónica Lake, allá por los años cincuenta, puso de moda su peinado platino, con ondas de agua que le ocultaban un ojo acrecentando, exponencialmente, su rostro misterioso y sensual. Aquel peinado convertido en icono era conocido como peekaboo y ‘Peekaboo’ es ahora también, sesenta años después, la marca de ropa que acoge los diseños de Carolina Blasco. Unos diseños únicos y exclusivos, realizados de forma artesanal desde el taller que ha puesto en marcha en Logroño, y que comercializa a través de la tienda online de la marca. Un estilo vintage que encuentra influencias en el cine, en las actrices, y en la música. Para Carolina el diseño de moda es arte y para corroborarlo presenta sus colecciones en la Sala de Exposiciones Planta Baja./Javi Muro


S.- ¿Qué es Peekaboo?

Peekaboo es un término inglés que utilizan para jugar y comunicarse con los niños pequeños y es también un peinado de ondas al agua que puso de moda Verónica Lake en los años 50. Más allá de esas referencias, Peekaboo es una marca de ropa vintage, retro, que vende vestidos y ropa que son exclusivas. No vas a encontrar una prenda igual en todo el planeta. ¿Por qué? Bueno, primero, porque las voy seleccionando de una en una y segundo porque son prendas que ya no se fabrican. Pertenecen a un periodo que va los años sesenta a los ochenta.


S.- ¿Cómo es el proceso de diseño que realizas una vez seleccionada la prenda?

Lo que hago en el taller es desmontar cada prenda seleccionada y sacar, del patrón antiguo, un patrón nuevo. Se trata de modernizar un poco la prenda. Peekaboo es eso, una marca de ropa vintage que vende prendas únicas.


S.-  Hablas de rediseñar la ropa…

Sí, de darles frescura, de modernizarlas. Yo igual me pongo cualquier vestido que descubro, pero yo soy muy atrevida. Pero para llegar a todo tipo de público hay que refrescar esas prendas que encuentro. Lo bueno que tiene esta ropa es que presentan unos tejidos y unos estampados únicos. Muchas clientas me comentan que esas telas son especiales, que ya no hay quien las encuentre. Esa calidad también se valora. Luego, claro, hay que modernizar un poco cada prenda, en la largura, en el ancho… por eso digo que rediseño las prendas, las personalizo a mi gusto.


S.- ¿Dónde encuentras esos vestidos, esa ropa, que te gusta para tus colecciones? No parece un proceso sencillo…

No…. Es una tarea… es muy complicado encontrar prendas de estas características; de alguna manera es como buscar antigüedades. Visito diferentes ciudades y antes elaboro una especie de guía que me indique dónde puedo encontrar prendas de este tipo. Además, como he trabajado como estilista en teatro y publicidad en Madrid y Barcelona también tengo contacto con productoras de cine y otros lugares donde alquilan vestuario o puedes comprar vestidos o telas. También en tiendas que cierran… Es un poco secreto profesional. Tampoco puedes ir dando pistas porque para los que nos dedicamos a este tipo de diseño son lugares esenciales para nuestro trabajo. Es complicado localizar prendas de estas características. Tener acceso a esos contactos es esencial.


S.- Ahora presentas la primera colección…

Sí, es la primera colección de Peekaboo.


S.- ¿Cómo la describes?

Bueno, la orientado hacia el cine; hacia el cine que me gusta. De alguna manera, creo que el tipo de ropa que he diseñado tiene cierta relación con las actrices del cine o yo, al menos, la visualizo así. Por eso he querido enfocar las prendas hacia el cine. He diseñado cuatro colecciones diferentes ‘Audrey’, ‘Modette’, ‘New Western’ y ‘Elvis from Hawai’.
Línea Audrey
El tiempo y el cine han conectado dos actrices que encarnan el gusto por la elegancia y la reivindicación sin complejos del eterno femenino. Son Audrey Hepburn y Audrey Tatou, dos modelos de estilo sin fecha de caducidad y en las que se inspira Peekaboo con su línea ‘Audrey’.


Línea Modette
La película ‘Quadrophenia’ supuso un revival de la cultura mod a finales de los años setenta. Nuevas bandas y artistas hicieron resurgir la música de sus cenizas. Desde entonces, el mod ha dejado de ser una tendencia para convertirse en un estilo atemporal. Pero la música no deja de ser la gasolina que alimenta el espíritu, el combustible de unos urbanitas insatisfechos. En Peekaboo hemos trabajado una línea que corresponda con este enfoque vital. Se trata de ‘Modette’, dedicada exclusivamente al público femenino.


Línea New Western

Los hermanos Coen, Ang Lee, Brad Pitt o Clint Eastwood han deconstruído el género cinematográfico del western con sus guiones, películas e interpretaciones. Son los responsables de nuevas propuestas que rompen con el destino de los viejos héroes que siempre ganaban. La línea 'New Western' de Peekaboo se inspira en el estilo de filmes como ‘Valor de Ley’, ‘El asesinato de Jesse James’ o ‘Brokeback Mountain’, en los que el héroe no es precisamente quien dispara primero.


Colección cápsula Elvis from Hawaii
La colección Primavera/Verano 2014 de Peekaboo tiene una sorpresa para los chicos que quieren atreverse con un look desenfadado. Para ello, nos hemos metido en la máquina del tiempo y el indicador del DeLorean dice que estamos paseando por las playas de Honolulu. Son los años 60 y, sí, estamos en Hawaii. Surf, easy listening, paseos por el paraíso… Peekaboo ha seleccionado para la ocasión unas camisas muy especiales. Pertenecen a la colección cápsula ‘Elvis from Hawaii’

 

* Descripción de las colecciones:www.peekabooatelier.com                

S.- … no sólo con el cine, tus diseños también parecen tener influencias de otras artes, ¿no?... música, literatura…


Sí, para mí tanto el cine como la música forman parte de mi vida desde que soy adolescente. Claro, lo cierto, es que en un principio este tipo de prendas las hacía para mí. Coleccionaba ropa para mí y yo misma me la arreglaba. Siempre me ha gustado coser. Son prendas que las elaboraba para mí de una forma muy personal; es algo que llevaba haciendo toda la vida y no me cuesta nada relacionar la ropa que diseño con la música, el cine o la literatura, porque forma parte de mi forma de ser.


S.- El hecho de haber diseñado tu propia ropa implica ahora que tus colecciones sean exclusivas y únicas…

Sí, claro. Además de que cada prenda es única, cada una pertenece a estilos muy diferentes dentro de la propia marca.


S.- … ¿y cómo está siendo la aceptación de tus diseños?

Pues mira, a nivel local, aquí en Logroño, pensaba que no iba a haber mucha aceptación ya que la gente puede ser más clásica vistiendo, pero ¡qué va!... he tenido mucha aceptación porque hay un sector de personas que está deseando encontrar diseños de las características de los de Peekaboo. Es gente que se diferencia un poco y que lo ha aceptado muy bien. Además, personas más clásicas al vestir también han mostrado interés y han encontrado prendas de su gusto; también he llegado a ese tipo de público. En ese sentido, sí que estoy un poco sorprendida, pero muy satisfecha, claro.


S.- ¿Cómo te organizas el trabajo?

He creado un taller. Mi idea era volver al taller tradicional de costura. En el taller estoy yo y estoy yo (se ríe). Tengo una persona que me ayuda a coser, una modista, ya que si no la producción es muy limitada. Todo el trabajo se realiza a mano; si que he delegado algunas tareas, como la promoción en la redes sociales, pero el resto de las tareas las realizo yo. Estoy empezando y yo me lo hago todo.


S.- De alguna manera recuperas el espíritu artesanal…

Sí. Sí. Por eso también he llamado a la página web peekabooatelier.com porque para mí es volver al origen de hacerlo todo a mano, de hacerlo con mimo…


S.- ¿Cómo llegas al mundo del diseño de moda?

A mí, como te decía, siempre me ha gustado diseñar mis propias prendas; lo hacía para mí. Después fue un poco por la situación personal. Estuve trabajando diez años fuera, en Madrid y Barcelona, y tenía ganas de volver a Logroño. Quería estar cerca de la familia y también estaba un poco cansada de las ciudades grandes. Aquí no había trabajo de lo que yo había realizado, de estilista en teatro o publicidad. No había movimiento suficiente. Además, tenía ganas de montar mi propio proyecto. Como a mis amigas siempre les ha gustado la ropa que hacía y les había regalado prendas, siempre estaban incitándome a comercializar los diseños que llevaba a cabo. Junto con otra amiga comencé un primer proyecto, ese fue el origen. Trabaja desde casa… ese fue el comienzo.


S.- ¿Cómo surgieron las primeras colecciones? ¿Cuándo decidiste que ya contabas con material suficiente para dar forma a esa idea que te habías planteado?

Tenía en casa ropa que había ido adquiriendo porque siempre la he coleccionado. Llevaba tiempo pensando cómo desarrollar el proyecto, si abrir una tienda, si poner en marcha un taller… fue a principios de 2013 cuando decidí realizar una pequeña inversión y comencé a comprar género y me marqué un plazo para diseñar y producir material. En primavera de 2013 presentamos la primera colección con la marca anterior. Ahora, se ha repetido el proceso, pero ya yo sola, de forma individual. Al separarme de mi socia, tenía claro que yo quería continuar. Invertí un poco más y decidí cómo quería hacer las cosas y el camino a seguir con los diseños. Del mismo modo, opté por la venta online porque me parece realmente importante para este tipo de productos. Aunque yo esté trabajando aquí, aunque el taller esté ubicado en Logroño, puedo llegar a muchas personas que se encuentren en cualquier parte del mundo. Es lo realmente extraordinario de poder comprar por internet. Básicamente, me había puesto de plazo realizar la primera presentación en esta primavera con una selección de prendas y comprobar si le gusta a la gente.

S.- Por un lado está la parte del diseño, pero es preciso también controlar cómo se mueve el mercado de la moda, ¿no?

Sí… como te decía, cuando comencé, aquí en La Rioja tenía mis dudas del mercado existente. Dudas que han desaparecido. Hace dos años al empezar con el proyecto fue como meter los pies en la piscina y comprobar qué pasaba, ahora ha sido tirarse por completo a la piscina. Sí he realizado estudios de mercado para conocer qué tipo de público existe para un tipo de ropa diferente, que igual hace unos años no hubiera tenido aceptación. Yo siempre me he vestido así, pero es ahora cuando la ropa mainstream también se está dirigiendo hacia un estilo, que a veces parece sacado de Peekaboo. La gente se viste ya más siguiendo el rollo vintage o retro, como lo quieras llamar. La mayoría de la gente, sobre todo la gente joven, aprecia este tipo de prendas. Además, la música influye mucho en la moda. Si las estrellas de los grupos se visten también de esta manera, dándole importancia a la estética, pues al final ayuda a que alguien busque una ropa similar.


S.-  Entiendo que también hay quien te realiza encargos…

Sí. Bueno, aún no hago prendas a medidas. Ese será un segundo paso en el proyecto cuando todo esté un poco más rodado. Ahora sí que me llaman clientas comentándome que tienen una determinada celebración, un bautizo, una comunión, o un evento y "ya sabes lo que me gusta…" esa relación sí que se da. Además, muchas veces cuando diseño una prenda ya veo a quién le va bien, ya sé a quién le va a encantar… y suelo acertar muchas veces…


S.- Hablas más de clientas que de clientes…

Sí, he sacado ahora la colección western. Una línea de camisas de cuadros, con corchete, con unos estampados súper chulos. Esta línea la lanzo ahora, precisamente. Es un campo en el que estoy comenzando a trabajar ahora. Los chicos son, además, más directos a la hora de comprar ropa.


S.- ¿Cuándo elegimos como nos vestimos, de alguna manera, contamos algo, nos expresamos a través de la ropa?

Creo que sí. Por lo menos en mi caso sí. No quiero parecer superficial porque para mí lo importante es la persona, pero siempre he sido muy presumida y me ha gustado un tipo de ropa determinado. Si, por ejemplo, te gusta la ropa de Peekaboo es posible que también te guste un tipo de música determinado más independiente, quizás tengas más relación con el mundo de la cultura y el arte… Sí, al elegir como nos vestimos también comunicamos.


S.- ¿Influye también la forma de llevar la ropa?

Claro. Aunque en un principio pensaba que no todo el mundo se pondría el tipo de ropa que diseño lo cierto es que ahora estoy muy sorprendida de la aceptación que tiene las prendas entre el público en general. Hay gente que igual tiene un estilo diferente pero que sabe valorar esa prenda y lo lleva a su estilo, le da otro rollo. Son sorpresas muy satisfactorias.


S.- Si se elige una sala de exposiciones como Planta Baja para la presentación de una colección de moda es porque se entiende que el diseño de moda es también arte, ¿no?

Sí. Está claro que elegir Planta Baja no ha sido por casualidad. Peekaboo no es una tienda física y por ese motivo es muy importante el sitio donde desarrollar este tipo de presentaciones. Me gusta que estos eventos tengan contenido y Planta Baja me parece un espacio cultural espectacular, que nada envidia a locales de Madrid o Barcelona, tanto por su propia oferta como por los actos y exposiciones que organizan.

 

* Fotografías colecciones de moda: Noelia Jiménez.

Suscripción a la Newsletter Enviar