5691

{TENDENCIAS / TENDENCIAS}

'CoolPlay', el estilo es una cuestión de personalidad

La melodía se intuye leve al pasear junto al escaparate. Al empujar tan sólo unos centímetros la puerta los acordes de ‘Incursiones’ te invitan a avanzar hacia el interior de CoolPlay, la tienda de moda ubicada en la calle García Morato de Logroño. La música de Havalina provoca una acogedora atmósfera en la que participa el cuidado diseño de la tienda y sus agradables rincones.


Karen Harrison atiende a un joven al fondo; Iratxe Apeztegia aconseja a una clienta mientras sostiene un jersey en la mano; y Anthony Roncal ordena unas prendas recién llegadas, junto a los probadores.


García Morato es una calle peatonal y comercial, una especie de mini ciudad en el centro de la capital riojana, en la que puedes encontrar un poco de todo y siempre con el sello de ‘especial’. “Estar aquí es totalmente positivo para CoolPlay –explica Karen-, es una zona comercial muy acogedora y muy coqueta, que además se encuentra junto a la calle San Antón, una de las calles comerciales de la ciudad”. Y es que unos comercios y otros se retroalimentan de los clientes que cada cual atrae. “Claro –reitera Iratxe- esta zona es como un centro comercial abierto”.


En el interior suenan ahora Foo Fighters y su ‘The Pretender’. Karen describe el estilo de CoolPLay: “Trabajamos con marcas actuales y urbanas, tanto de mujer como de hombre. Cubrimos un hueco en el vestir diario, ofreciendo diferentes opciones para personas a las que les gusta invertir en una buena prenda”.


CoolPLay lleva ya más de diez años en Logroño, tres de ellos en su actual ubicación. “Creemos –apunta Iratxe- que ofrecemos un toque de exclusividad, brindamos la oportunidad de acceder a prendas diferentes y de calidad”.


Para satisfacer el objetivo de diferenciarse, Karen e Iratxe trabajan en contacto con distintas marcas. “Marcas –indica Karen- que nos permiten a través del contacto continuado encontrar lo que nuestro cliente demanda”. Por eso, una de los capítulos esenciales de la filosofía de CoolPlay es mantener, tanto con las marcas como con los clientes, una relación de cercanía. “Nos gusta conocer –detalla Iratxe- lo que la gente quiere y cuál es la trayectoria de cada cliente”.


Al mismo tiempo, mantienen una excelente relación con los comerciales y representantes de las firmas, muchas de ellas internacionales, italianas, holandesas, por ejemplo. “Cuando nos visitan o contactamos con ellos –destacan- se involucran porque ya conocen lo que es CoolPLay”.

 

Conocer al cliente es algo que consideran esencial Karen e Iratxe. “Nuestra atención –resaltan- es personalizada, asesoramos al cliente sobre que prenda pude resultarle más idónea dentro de lo que quiere".
En la banda sonora de CoolPlay suena ‘Passenger’, de Noemí. La música es importante en el espíritu de la tienda. “Tenemos –dicen- una estrecha relación con la música y nos gusta disfrutar del arte y la literatura”. Una tendencia cultural que se deja sentir y que acompañan de una formación en terreno de la moda que les permite proponer un estilo propio. “No seguimos –apuntan- lo más marcado por las tendencias; nos fijamos mucho en la calidad y en el diseño, siempre dentro del estilo urbano que nos define”.


En CoolPlay puedes encontrar las prendas adecuadas para acudir cada día al trabajo en la oficina o para compartir unos pinchos y un crianza con los amigos. “Los perfiles de nuestro clientes son muy diversos, al igual que sus edades; el estilo es una cuestión de personalidad”.


La experiencia de Karen e Iratxe les permite contar con la confianza de quien se acerca a CoolPLay. “Podemos aconsejarles lo que les puede encajar, buscarles la prenda idónea”. Y es que como recuerda Karen, “no todas las marcas conectan con una persona”. En opinión de Iratxe no se trata de vender por vender. “Nuestra filosofía pasa por cuidar al cliente, fidelizarlo es esencial”.


Se escucha de fondo ‘Oh Darling, What Have I done, de White Buffalo, y las responsables de CoolPlay resaltan la importancia de diferenciarse ante la enorme oferta existente. Para hacer realidad su propósito viajan, consultan y están pendientes de todo lo que se mueve en el mundo de la moda. Visitan las ferias que consideran más interesantes y recuerdan que “ahora estamos seleccionando ya las prendas del invierno 2015/2016 y de la primavera verano”. Ahí surge la cuestión de acertar en la selección. Lo tienen claro. “No nos vamos a los extremos –describen- arriesgamos con alguna prenda, pero no nos alejamos del criterio que nos hemos marcado”.


Reconocen que se mueven un mundo, el de la moda, en el que todo circula a enorme velocidad. “Sí, es como un río –define Karen- y siempre va en la misma dirección, pero también es cierto que si te involucras al cien por cien estimula”.


Esa implicación de la que hablan la trasladan también al diseño de la propia tienda. “Queremos –explican- que el cliente se sienta cómodo, como en casa”. Así, la decoración de CoolPlay persigue también crear un ambiente de frescura y desde esa perspectiva entienden que es preciso mantener la tienda, el showroom, en continuo movimiento. “Concedemos el protagonismo en cada momento a diferentes prendas”.


‘Blues Hand Me Down’ despide la conversación, mientras en la calle tres jóvenes se detienen ante el escaparate. La melodía de Vintage Trouble les atrapa y les conduce al interior de CoolPlay./Javi Muro

 

* Playlist 'CoolPlay, el estilo es una cuestión de personalidad': Incursiones (Havalina), The Pretender (Foo Fighters), Passenger (Noemí), Blues Hand Me Down (Vintage Trouble), Oh Darling What Have I Done (White Buffalo), I'll Be There (Imany), Muerte en Hawai (Calle 13), Lies (Deap Vally), Toro (Columpio Asesino), Extraño regalo (Izal), Cheek to Cheek (Ella Fitzgerald).

Suscripción a la Newsletter Enviar