3642

{TENDENCIAS / OCIO}

Mr FRANK

Cocina tradicional con personalidad

Tras varios intentos fallidos, por fin el miércoles pasado conseguí ir a cenar a MR. FRANK. Un restaurantes que abrió sus puertas a finales de julio en el centro de Madrid. Me habían hablado muy bien de este local. Se encuentra en la calle Jovellanos, 6,  cerca de Las Cortes. Tenía ganas de descubrir lo que escondía un sitio con un nombre tan sugerente y una fachada tan bonita.


Al entrar te encuentras con un montón de colores en las lámparas de mimbre que cuelgan del techo y en los azulejos del suelo … ¡buen rollo!

 

Un local con dos plantas muy diferentes. La planta baja es una cueva muy amplia y abovedada de ladrillo visto. Los conductos del aire acondicionado al descubierto que le dan un toque muy moderno. Tiene luz natural que se cuela por las ventanas que dan a la calle. Al fondo un reservado.
Una gran barra a la entrada con azulejos de varios colores de formas geométricas. Una gran mesa alta comunal de madera y varias pequeñas junto a las ventanas. Maceteros que hacen de lámparas y coladores que cubren las bombillas en las paredes, suelos de madera … ¡todo muy chulo!


La planta superior es más pequeña y acogedora. Tonos blancos y palés de madera cubren las paredes. Flores, cornamentas de mimbre, lámparas de césped y madera, bancos corridos de madera  y sillas de todos los estilos acompañan la decoración.

 

Incluso alguna butaca de teatro antigua se mezcla con otras modernas, metálicas. Cojines, muchos cojines, y ventanas a modo de balconcitos que dan a la calle. Da la impresión de encontrarte en una casita en la montaña.

La verdad que es uno de los restaurantes más sugerente que he visitado últimamente, algo complicado ya que los restaurante cada vez cuidan más su decoración y parece que compiten por ser el más original. Hasta el baño es diferente.
Llego la hora de probar la comida y con tantas compañeras de cena pudimos probar muchos de los platos de la carta. Una carta que presenta comida tradicional de calidad con un toque personal, que mezcla sabores muy diferentes y consiguen crear platos muy singulares y exquisitos. Mr. Frank ha estado en distintos países y ha mezclado un poquito de cada uno en sus platos. La carta no es muy amplia pero continene un poco de todo.


Elegí atún con polvos de kikos y vinagreta de mango… ¡¡ummm!! Una mezcla de sabores muy rica. El resto de los platos que probé también estaban delicioso. Algunas de las comensales decían que los platos eran pequeños, en concreto el bacalao. El pollo se llevo muchos puntos. El Tataky estaba marcado en su punto aunque el alga wakame que lo acompañaba tenía demasiado sabor a pescado. Una pena no haber podido probar el pulpo que es una de sus recomendaciones. Pulpo gallego cocido durante cinco horas y servido a la plancha. Habrá que volver pronto.

 

La presentación de los platos esta muy cuidada. Combinan perfectamente con un local tan bien decorado. Colores, muchos colores que invitan a probarlos rápidamente.
De los postres os recomiendo la tarta de manzana. La verdad que es lo más flojo de la carta pero es que los principales se lo ponen difícil. Son pequeñitos así no tendrás que compartirlos.


MR Frank es un local muy interesante que merece la pena visitar. La relación calidad-precio es buena. El precio medio sin oferta,  con vino, es de unos 25€. Un precio atractivo para una cocina elaborada y de calidad.


Una nota curiosa. ¿Sabéis por qué eligieron este nombre para el restaurante? En uno de los países donde había estado Paco Ramos -dueño del restaurante- le llamaban Don Paco y para darle un toque más moderno a este nombre tan simpático eligieron Mr. Frank.


El personal es muy amable. El propio Mr. Frank fue el que nos tomo la comanda y nos hizo sugerencias de los platos. Os recomiendo una visita pues seguro que os gusta.  Esta vez la recomendación no sólo os la hago yo si no las seis personas con las que compartí mesa y que concedieron una nota de 7,5./RACHELPG79 desde 'El Cuaderno de Rachel'


*Os dejo el teléfono por su queréis reservar 91.420.45.54

Suscripción a la Newsletter Enviar