1947

{ENTREVISTAS}

Tres libros, ilusiones, emociones inconfesables y lugares seguros

Pasadas las Navidades, el frío ha llegado a la ciudad y surge como una idea magnífica disfrutar de un buen café, mientras se leen buenas historias bajo una frondosa manta. En SPOONFUL proponemos tres novelas sobre ilusiones y desengaños con la gran ciudad de fondo, sobre emociones inconfesables y sobre la búsqueda de ese lugar seguro que anhelamos cuando constatamos que el mundo a nuestro alrededor no nos gusta.

 

‘No todo el mundo’, de Marta Jiménez Serrano

Marcelo y Eloísa no lo saben, pero están abocados a dejarlo. Claudia y Fran piensan que esta vez todo será distinto. Nerea cree que no está enamorada de su profesor, y Luis, que se ha enamorado de su alumna. Eva no soporta tener que compartir a Pedro con la pequeña Rita en semanas alternas. Guille no sabe si le gusta Carmen o si la odia… Los relatos de ‘No todo el mundo’ ofrecen una visión caleidoscópica del amor que nace y muere en la gran ciudad. Entre ilusiones y desengaños, nos sumergimos en una clarividente reflexión sobre la manera en que nos definen las relaciones que mantenemos y cómo encajamos nuestra singularidad en la mirada del otro. Con la elegancia y madurez narrativa que ya demostrara en Los nombres propios, Marta Jiménez Serrano construye en su segundo libro un mapa de la intimidad preciso, minucioso y delicado. Emotivo, pero también irónico, unas veces radiante y otras, agridulce. ‘No todo el mundo’ funciona como un espejo en el que no podemos sino vernos reflejados y nos recuerda que todos, para bien o para mal, en algún momento hemos visto nuestra existencia sacudida por el implacable poder del amor y sus consecuencias.

 

‘Nada que decir’, de Silvia Hidalgo

Una historia veraz y lacerante sobre la vivencia del deseo y la pasión, sobre cómo una mujer se sobrepone a la crisis de los cuarenta, la ansiedad por el éxito social, el desencanto del hogar, y la atracción por lo prohibido.

 

‘Nada que decir’ comienza cuando una mujer aguarda en el interior de un coche a que su exmarido recoja a la hija de ambos, que llora en el asiento de atrás. Mientras cae la lluvia y las figuras se desdibujan iluminadas por los intermitentes, ella está pendiente de su móvil y de una cita con un desconocido. Como un animal desorientado y furioso, se deja llevar por su deseo crudo, sin tapujos, en el que la maternidad, la familia, el trabajo ocupan un lugar secundario. Quiere huir de los espejismos de una falsa felicidad, pero se sitúa ante el abismo de una relación enfermiza, desquiciada, con un directivo de la empresa de su exmarido, un «hombre tumor». ‘Nada que decir’ lleva a la crítica a comparar a Silvia Hidalgo con Marguerite Duras: escenas turbadoras, emociones inconfesables y una escritura tersa y brillante, que deja zarpazos.

 

  ‘Nada que decir’ es un deslumbrante retrato psicológico de una mujer enfrentada a sus contradicciones y a la vorágine de la vida moderna, una historia veraz y lacerante sobre la vivencia del deseo y la pasión, sobre cómo se sobrepone a la crisis de los cuarenta, la ansiedad por el éxito social, el desencanto del hogar, la atracción por lo prohibido.

‘Tasmania’, de Paolo Giordano

Algunos críticos calificaron ‘Tasmania’ como el mejor libro del pasado año. En SPOONFUL no nos atrevemos a tanto, pero es un muy buen libro. Y es que todos buscamos nuestra Tasmania, el lugar donde estaríamos seguros. ‘Tasmania’ es una novela una novela sobre lo que nos pasa y no podemos explicarnos.

 

En noviembre de 2015, el narrador, un periodista de formación científica, ha acudido a París para cubrir una cumbre sobre el clima pocos días después de los atentados yihadistas. La crisis que planea en el sombrío ambiente de la ciudad parece un espejo de una crisis más íntima: la que atraviesa la relación que mantiene con su compañera, Lorenza. Y en busca de un sentido a todo lo que está viviendo, a sus miedos y a sus dudas, mientras prepara un libro sobre los efectos radiactivos de la bomba atómica se encuentra con personajes que serán más relevantes de lo que sospecha: un amigo recién separado, un climatólogo experto en nubes, una reportera en zonas de conflicto o un sacerdote que ha encontrado la felicidad donde nunca lo hubiera imaginado. Una de las cosas que casualmente descubrirá es que, en caso de una gran catástrofe mundial, ‘Tasmania’ es uno de los mejores lugares donde refugiarse. Pero su crisis, decididamente, no es solo suya: es la de todos nosotros, la de nuestra vida y la del planeta./SPOONFUL

 

 



Autor: Javier Muro

Suscripción a la Newsletter Enviar